13/1/13

Reseña tu libro Favorito: Por los tiempos de Clemente Colling

Tu Nombre*:Antígona Azul
Libro*:Por los tiempos de Clemente Colling
Autor*:Felisberto Hernández
Reseña*:No conozco extensamente la obra de Felisberto Hernández. Recién tuve la ocasión de leer dos de sus obras, "Mi primer concierto" y "Por los tiempos de Clemente Colling" y debo señalar que este pequeño preludio incita a deleitar su obra entera. Estos dos textos no pueden leerse de cualquier manera. Acercarse a esta creación literaria, no es un ejercicio de lectura, ante todo es un ejercicio de escucha, y esto porque la narrativa tiene su propia banda sonora.

Requiere sentarse cómodamente y cerrar por instantes los ojos para escuchar los sonidos, pero también el silencio,

"Al silencio le gustaba escuchar la música; oía hasta la última resonancia y después se quedaba pensando en lo que había escuchado. Sus opiniones tardaban. Pero cuando el silencio ya era de confianza, intervenía en la música: pasaba entre los sonidos como un gato con su gran cola negra y los dejaba llenos de intenciones". (Hernández, El Balcón)

"Por los Tiempos de Clemente Colling", es la historia de un niño, o de un adulto con ojos de niño, que recuerda la época en que conoció a un desaliñado y virtuoso pianista ciego llamado Clemente Colling. En el cuento corto, hay un personaje invisible pero principal en la narración: el sonido, o más bien una multiplicidad de sonidos que en su conjunto invitan a un baile, "(m)ás bien estaba en ciertos giros, ritmos o recodos que de pronto llevaban la conversación a lugares que no parecían de la realidad."


Basta leer las primeras páginas para imaginar los sonidos de la ciudad, del tranvía, de sus ruedas que "chillan" sobre los rieles con un ruido ensordecedor. Luego, el relato se detiene en describir a tres personajes que se recuerdan con cariño por el Felisberto niño "las tres longevas", cuyas voces combinadas a veces iluminan la penumbra, llamadas por su tía como las del "chistido" por el sonido que producían sus labios, a veces al unísono. No es gratuito que Clemente sea un ciego, se dice que cuando se carece de uno de los sentidos, los otros se agudizan, es la invitación que nos hace el autor, a aguzar el oído, y disfrutar el concierto de piano a cuatro manos que acompaña esta novela corta.

No sabemos si es autobiográfico, pero "Mi primer concierto" también es un relato en primera persona, esta vez de un pianista (como el propio Felisberto) que nos transmite la angustia del debut de un artista en ciernes. Esta vez el protagonista oculto es su compañero musical, un piano a quien retrata como un sarcófago, como un cañón, sin importar cuantos días y noches se miraron, se tocaron, se quisieron y fueron uno solo, esta noche su inseparable compinche es su pesadilla, su enemigo a "atacar", antes del "accidente que se ve venir".

No anticiparemos al lector el final de la historia, pero sí, que requiere una mentalidad creativa para sentir como cada uno de los objetos del escenario cobran vida, aparecen, desaparecen, se levantan, se acuestan, se enfrían, se calientan…

http://regresodeastrea.blogspot.com/



Powered by EmailMeForm



No hay comentarios.:

Publicar un comentario