18/10/13

: La señal


Nombre*:José Luis Díaz
Género*:Desvarios
Título*:La señal
Cuento:
El Entrevistador leía por enésima vez el anuncio publicado en la sección "Ofertas de empleo". Confiaba en que atrajera algún sujeto válido.
Alguien llamó a la puerta.
-¡Adelante!
-Buenos días. Vengo por el anuncio del periódico.
-Por supuesto.
Se estrecharon la mano antes de sentarse a ambos lados del escritorio.
-¿Me permite su curriculum?
-Lo siento, no creí que fuera necesario traerlo.
-Es muy necesario. Sin curriculum, aunque sea auténtico, ya no se entra ni en el Infierno. Dígame, ¿tiene algo que esconder? O mejor dicho: ¿qué esconde?
-Lo normal, supongo.
-¿Y qué entiende usted por "normal"?
-Pues eso: infidelidades, fraudes, pequeños hurtos…
-¿Y algo peor? Sepa que a más y mayores méritos, mayor prioridad en el orden de aspirantes. ¿Algún incesto? ¿Atraco a mano armada? ¿Homicidio?
-Un atropello. Pero la autopsia reveló que la persona ya estaba muerta: alguien la había atropellado antes.
-Bueno, algo es algo… ¿Y por qué quiere el puesto? ¿Cuál es su motivación?
-Ninguna. Estoy tan cansado de todo que no me quedan motivaciones.
-Eso dice mucho en su favor: absolutamente desesperado. Excelente. Y, en caso de ser admitido, ¿cuándo estaría disponible?
-De inmediato.
-¿Aceptaría alguna demora?
-¡No, no! Cuanto antes, mejor.
-Muy bien. ¿Le gustaría ver… el mecanismo?
-¿Eso quiere decir que estoy admitido?
-Aún es pronto para saberlo. Sólo puedo decirle que tiene magníficas posibilidades. ¿Me acompaña?
-Claro. ¿Impresiona mucho?
-Un poco. Pero no tanto como dicen, créame.
Salieron. Sobre el escritorio, el periódico quedó abierto por la sección "Ofertas de empleo". Entre los anuncios, uno enmarcado con rotulador fluorescente:

Se busca suicida para silla eléctrica.
Abstenerse indecisos y cobardes.
No se requiere experiencia previa.

Powered by EmailMeForm



No hay comentarios.:

Publicar un comentario