21/2/15

: La Bruja del Bosque Mágico

Nombre*:Hidelbrando
Género*:Fantástio
Título*:La Bruja del Bosque Mágico
Cuento:
Érase una vez, en una tierra muy lejana, en donde los animales mágicos caminaban libremente y los árboles solían hablar con los seres humanos, que existió una valiente niña llamada Misha. Cada día, esta cándida muchacha asistía a su abuelita en los cuidados de la granja que esta humilde anciana poseía. Alimentaba a los diferentes animales que allí residían; había gallos, vacas, cerdos y pavos, además de ello, también trabajaba laboriosamente en el campo.
Luego de culminar sus labores, visitaba el bosque en donde pasaba tiempo con los animales mágicos. Tenía conversaciones con algunos sapos gigantes, jugaba con los monos Mochi, criaturas que podían transformarse en personas, en más de una ocasión habían sorprendido a Misha cuando tomaban la forma de su abuelita.
Misha pasaba su tiempo libre divirtiéndose con los animales mágicos que habitaban el bosque, también escuchaba a su maestro Gaia, quien era un árbol de más de 500 años de antigüedad. Misha no conocía todo el bosque, nunca se aventuraba a las profundidades de este, su maestro le advirtió en repetidas ocasiones que en la parte oscura del bosque, vivía una bruja, que fue condenada a jamás salir de su morada por las atrocidades que causo mucho tiempo atrás.
Misha era una niña obediente, así que no se adentraba más allá de lo que su maestro le sugirió, sin embargo, un día como cualquier otro que caminaba por el bosque, se perdió. Por varias horas, trato de encontrar el camino de regreso, pero le fue imposible.
- ¿Qué voy a hacer?-se cuestionaba.
La noche se acercaba y aun no sabía dónde se encontraba. "Necesito ayuda, Me he perdido"- gritó en voz alta- en ese momento escucho una voz melodiosa que le dijo "Yo puedo ayudarte, ven a mí", Misha corrió hacia el lugar de donde provenía la voz y se encontró con una casa muy hermosa, toco la puerta, pero no escuchó respuesta del otro lado, comenzó a gritar "¡Ya estoy aquí! ¿Dónde estás?"

"Estoy dentro de la casa ¡yo no puedo abrirla pero tú sí!" le respondió. La pequeña niña estaba consternada, pero aun así le pregunto…. ¿Y cómo lo hago?". Rápidamente su duda fue resuelta "Es muy sencillo, solo tienes que repetir todo lo que yo te diga, y al final debes agregar tu nombre"
"Ezilda, por el poder de la verdad,
Vas a recibir tu libertad,
Una vez destruiste muchas vidas,
Hoy ya has pagado por tus crueldades,
Por mi deuda hacia ti, yo te libero, Misha."
Luego de recitar esas palabras, la puerta se abrió, delante de ella apareció una joven muy hermosa –"pasa y siéntate", le dijo. La inocente niña obedeció y le preguntó quién era ella. La joven le respondió que ella era la bruja del bosque.
-"Hace muchos años fui encerrada aquí, pero gracias a ti hoy soy libre, en ese momento la niña se levantó y trato de salir de la casa, pero no podía abrir la puerta, "el hechizo que me encerró, hace que la persona encerrada no pueda salir de esta casa a menos que reciba el nombre de una persona de fuera, desde hoy mi nombre es Misha y el tuyo es Ezilda, muchas gracias", luego de explicar eso, la bruja se desvaneció. Misha ahora llamada Ezilda, trató de abrir la puerta, pero le fue imposible, resignada a quedarse en la casa, comenzó a explorarla. Encontró cosas extrañas como pócimas, ropas de bruja, animales disecados y muchos libros antiguos. Encontró un libro titulado "El Manual de la Bruja Buena", en el momento que lo toco, este bostezó.
–"He dormido por mucho tiempo, esperando a que alguien sea capaz de leerme ¿cuál es tu nombre?" Ezilda estaba fascinada, "Mi nombre es Ezilda, fui engañada por la bruja de esta casa, robó mi nombre y me dejo encerrada".
-"Me entristece saber eso, pero no te preocupes, si me estudias te convertirás en una poderosa hechicera y podrás salir de aquí".
El tiempo pasó, Ezilda aprendió a utilizar magia, comprendió que la bruja nunca fue capaz de usar "El Manual de la Bruja Buena", así mismo entendió como funcionaba el hechizo que encerró a la bruja, era algo complicado. La persona confinada en la casa podía salir solo si alguien de buen corazón recitaba un conjuro con el que cedía su lugar y su nombre al cautivo; todos los que una vez la conocieron, la recordarían por su nuevo nombre. Este hechizo era muy especial, el cuerpo del condenado era inmune al tiempo y a necesidades básicas, no podía sentir hambre, sed o envejecer; esto hizo que Ezilda perdiera la noción del tiempo, había estado dentro de la casa por un año cuando encontró la solución a su salida.
-"¡Libro! Por fin encontré la manera de salir de aquí", el libro se quedó maravillado, "veo que por fin te has convertido en una gran hechicera, pero explícame tu idea", le pidió el libro con voz ansiosa.
-"Este hechizo fue creado para atrapar solo a una persona dentro, cuando la bruja malvada me engaño, la casa me vio cómo su nueva prisionera, es decir que en realidad el hechizo convierte a la casa en una prisión, por ello lo único que tengo que hacer es darle vida a la casa y convencerle que yo no soy la bruja malvada" –terminada la explicación, Ezilda recitó un hechizo.
"Fue Gea la creadora de la vida,
Fue ella quien dio alegría a la realidad,
Y es por el poder de la vida,
Que ahora puedes ver, hablar y escuchar."
El piso y las paredes comenzaron a moverse y una voz resonó, "¿Qué es lo que deseas ahora bruja malvada?" -Dijo en tono molesto.
-"¡Yo no soy la bruja malvada! Ella me engaño, ahora estoy prisionera aquí mientras ella está libre"-le dijo Ezilda desesperada. "¿Me tomas por tonto? Usaste el mismo truco hace varios años, ahora devuélveme a mi sueño o gritare hasta reventarte los tímpanos ¡Déjame dormir! ¡Déjame dormir!"-gritaba la casa. Ezilda no soportaba oírlo gritar, así que retiro el conjuro.
"Pues está muy molesto, de seguro la bruja intento engañarle antes" le sugirió el libro.
Ezilda recapacito sobre lo sucedido y tuvo una revelación "Por supuesto que está molesto", dijo en voz alta.
-"No lo he cuidado como se debe, me concentre tanto en estudiar magia que olvide mostrarle respeto a la casa, es hora de hacerlo". Ezilda limpió la casa con ahínco, no dejo esquina sin pulir, quitó todo el polvo, adorno la casa y agregó un cartel en el centro de la sala principal que decía "gracias por haber cuidado de mi todo este tiempo". Terminada su labor volvió a recitar el conjuro, al manifestarse la casa esta tenía una voz más amable
-"Veo que tú no eres la bruja malvada, ella nunca se preocupó por mí, no te inquietes, abriré la puerta para ti".
Era de noche cuando Ezilda salió de la casa junto a su amigo el libro, notó que el ambiente había cambiado, usando un conjuro se elevó hacia el cielo. El bosque se había tornado más tétrico, no podía ver ningún animal mágico, descendió un poco y se encontró con uno de los monos Mochi.
-"Ezilda ha pasado un año desde la última vez que te vi ¿qué te ocurrió?" le pregunto el mono. Ezilda estaba sorprendida por el tiempo que paso, ella le contó todo lo que había ocurrido y como consiguió salir de la casa. El mono Mochi le puso al tanto de todo lo ocurrido durante su estancia en la casa de la bruja.
-"La bruja Misha que liberaste, se convirtió en la ama del bosque, con su poder, esclavizó a todos los animales mágicos, no se puede salir del bosque sin su permiso, tu maestro Gaia, intentó detenerla, pero fue convertido en un trono que la bruja ocupa. Nadie puede oponérsele, a mí me tenía encerrado en una jaula bajo tierra, logré engañar a uno de los guardias y me escapé."
-"¿Sabes algo de mi abuela?"-pregunto Ezilda con cierta preocupación; "La bruja ha creado un imperio, y se ha extendido más allá de la granja de tu abuela. Tu abuela… nunca dejó de buscarte, ella creyó que la bruja te tenia prisionera y se adentró en el bosque, ahora mismo está encerrada junto a muchas más personas."
-"Llévame hacia donde está la bruja, yo le venceré", le pidió al mono, este obedeciendo el pedido de su amiga, la condujo al centro del bosque. Allí la bruja había construido una pequeña fortaleza. En el camino se reunió con muchos de sus antiguos amigos, quienes la acompañaron en su misión, con la ayuda de sapos gigantes, duendes, hadas, ogros, y muchos habitantes del bosque, lograron pasar a través de los guardias que la bruja había puesto en los alrededores. Cerca de la casa de la bruja se encontraba una gran prisión, Ezilda y sus amigos lograron liberar a todos los cautivos, la dulce bruja y su abuela se reencontraron.
-"Te he estado buscando por mucho tiempo ¿dónde estabas Ezilda? -Le dijo su abuela mientras la abrazaba. Ella le conto el motivo de su ausencia y agrego, "ahora iré donde se encuentra la malvada bruja y terminare todas las desgracias que ha causado, abuelita es posible que no regrese a la granja pero siempre me podrás encontrar en el bosque". Ezilda continúo su travesía y al llegar a la casa de la bruja, gritó.
- "Yo te libere y ahora he de poner fin a la desolación que has causado.
La bruja al reconocer voz, abrió la puerta de su morada y vio a Ezilda, al principio se mostró sorprendida, sin embargo creyó entender lo que ocurría.
-"Así que has sacrificado a un inocente así como hice yo para salir" le increpo la bruja malvada, "Yo jamás haría algo como eso, encontré el manual de la bruja buena y aprendí muchos hechizos, con uno de ellos pude salir. Ahora he de remediar lo que hice al liberarte de tu confinamiento –le dijo decidida.
-"Niña tonta, tu que recién te inicias en la hechicería no podrás ganarme, yo he practicado la magia negra por cientos de años"- rio la malvada bruja.
La lucha entre las dos brujas comenzó, Ezilda utilizó casi todos los hechizos que conocía, pero ni con la ayuda de sus amigos fue capaz de hacerle frente a su terrible oponente, quien fácilmente la venció. La malvada bruja le lanzó un hechizo que la ato a un árbol. "Te lo dije mocosa ¡tú no puedes vencerme!" –se jactaba la bruja.
Ezilda se liberó de las ataduras y vio que todos sus amigos se hallaban cansados y derrotados, entendía que no podían ganar si seguían así por lo que tomo una decisión muy drástica, haciendo uso de todo su poder, Ezilda lanzó un encantamiento para detener momentáneamente a la malvada bruja. Se acercó a ella- y le dijo- "Yo conozco un hechizo que tú jamás usarías".
Vio a todos los habitantes del bosque presentes- y con una sonrisa les dijo-"He causado muchos problemas, pero no se preocupen, voy a solucionar todo este embrollo, lo prometo".
-"¡Libro! muéstrame el hechizo de purificación"- el libro se abrió frente a ella, mostrándole un conjuro especial.
-"Es momento de corregir mi error, utilizaré todo lo que tengo".
-"Si es tu decisión que así sea", le respondió el libro. Ezilda puso ambas manos en el piso y recito un poderoso conjuro.

"Mi cuerpo es fruto del amor que me brinda la madre naturaleza,
Mi alma es un regalo de los cielos y es un brillo de esperanza,
Y de ahora en adelante ambos reposaran en este lugar."
Este hechizo la volvió más poderosa, además podía manejar libremente todos los elementos de la naturaleza. La malvada bruja se liberó del hechizo de retención y comenzó a atacarla, sin embargo, Ezilda la redujo. La bruja se encontraba desesperada y cansada, al punto donde no podía mantener la forma joven que tenía, mostró su verdadero rostro, arrugado por los años, era fea como el hambre.
- "Bruja, por tus transgresiones hoy eres castigada" –la oscura hechicera se convirtió en piedra y fue destruida de inmediato.
Con la magia que Ezilda controlaba, arregló los problemas que la malvada bruja había causado, liberó a todos los prisioneros, volvió a la normalidad a su maestro y las demás criaturas hechizadas. Sin embargo, el conjuro que utilizó, la volvió parte de la naturaleza. Desde entonces ha cuidado del bosque en el cual aún viven sus amigos, si un viajero llega a ese lugar y se pierde, Ezilda le tiende una mano; ella es ahora la protectora del bosque, donde una vez existió una malvada bruja. Si te aventuras y viajas por el mundo puede que llegues a conocerla, es alegre y siempre lleva consigo un libro que con los años se ha vuelto muy hablador.

Fin


Follow @emfteam on Twitter | Facebook
Powered by EmailMeForm



3 comentarios: