25/9/15

: EL PERFUME DE LA MUJER QUE NO QUERÍA MORIR

Nombre*:HERNAN ALEJANDRO LUNA FRINGES
Género*:Fantástio
Título*:EL PERFUME DE LA MUJER QUE NO QUERÍA MORIR
Cuento:
EL PERFUME DE LA MUJER QUE NO QUERÍA MORIR
De niña, Jenny, había corrido por toda la casa, su alegría era ir al lago de los juncos y arrojar piedra y verlas entrar y salir en un revote contante, casi infinito, mientras el sol se alargaba por el poniente y se ocultaba detrás de la montañas verdes violetas.
De regreso pensaba que las cosas tenían otro significado, no era en sí una razonamiento, ni un saber aprendido de alguna manera instintiva; solo pensaba que al llegar el otoño, los días serían diferentes, cálidos, se dilatarían en extremo.
De grande había conocido un hombre maduro que atraparía su corazón, y él caería tiernamente enamorado.

Los años hicieron que todo cambiara de color. La primavera no tenía ese mismo significado…

Ella caminó en día soleado y sereno por las aguas costeras del lago, hasta desaparecer de la vista de los lugareños.
Cuando Edmundo regresó a la cabaña junto al lago… Jenny parecía dormida, extendida contra un verde intenso de hierbas y margaritas…
Se aferró a su cuerpo gimiendo por ese dolor inexplicable y eterno que siempre tenemos cuando la muerte nos arrebata algo querido.


Por siempre, y todas la mañanas, Edmundo, caminaría por la rivera.
En esa hora en que la luz decae mansa, oblicua, sobre el inmenso estanque de la vida y de la muerte. Jenny lo vería pasar desolado, y él percibiría ese frescor de fresas y uvas mezcladas por las caricias de la brisa sobre su cara.

Habían trascurrido casi 125 años desde aquél día nefasto…
Jenny, desde luego sin proponérselo vendría toda y cada una de las mañanas frescas y verdes; arrojaría piedra en el lago ondulante, y pasaría a despertar a su marido para no dejarlo morir.
HERNAN ALEJANDRO LUNA FRINGES 25 de septiembre de 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario