27/7/16

: UN FANTASMA VUELA EN EL PATIO DE MI CASA

Nombre*:TATIANA JOSEFINA MARTÍNEZ VÁSQUEZ
Género*:Infantil
Título*:UN FANTASMA VUELA EN EL PATIO DE MI CASA
Cuento:
335 Esta es la historia de una niñita traviesa, corría todos los días por el patio de la casa jugando con los perros, se escondía entre las plantas del jardín atrapando mariposas y cualquier otro insecto que allí se encontrara.
La mamita pasaba el día llamándola desde la cocina:
¡Gracielaaaaaa! ¿Qué haces muchacha? Y ella se hacía la sorda, mientras hacía de las suyas. En ocasiones salía corriendo, sacudiéndose las hormigas quienes se adherían a sus pies y piernas, porque casi siempre andaba descalza.
La mamita cuando escuchaba a su niñita chillando decía:
-¡Ajá, bien bueno, eso le pasa por desobediente! Hace rato que la estoy llamando y usted no hace caso… Le reprochaba la mamita mientras le ayudaba a quitar las hormigas.
Así pasaban los días y las travesuras no faltaban en aquélla casa, su hermana mayor llamada Gabriela siempre se disgustaba con ella, porque todo el tiempo andaba corriendo en el patio y jugando con los animales.
Una tarde Gabriela comenzó a contarle historias de fantasmas a Graciela con la intención de espantar a su hermanita traviesa, pero ella no le creyó, o eso fue lo que le hizo creer, para no intimidarse ante su hermana mayor.
Llegó la noche y como siempre Graciela estaba en el patio, descalza y jugando con los perros y la mamita desde la cocina haciendo la cena la llamaba para que se lavara las manos y viniera a comer, pero como siempre no respondía y se hacía la sorda.
De repente, se fue la electricidad y el patio como toda la casa quedó a oscuras, la luna iluminaba sólo un poquito y debajo de las matas de mango una silueta parecía moverse en lo alto. Graciela se acercó temerosa al ver aquélla visión espectral, comenzó a recordar las historias de fantasmas que su hermana Gabriela le contaba y sintió un cosquilleo en el estómago, su piel comenzó a erizarse y tenía ganas de gritar, una voz tenebrosa comenzó a ulular entre la oscuridad…
Hasta los perros comenzaron a ladrar como locos…pobre Graciela, ya le temblaban las piernas, una ventisca pasó hasta el patio y el fantasma parecía moverse hacia ella… sacó un poco de coraje y salió corriendo hacia la casa, pero la puerta estaba atorada, con desesperación gritaba:
¡Mami, mami, hay un fantasma en el patio, ábreme la puerta por favor!
La mamita quien estaba encendiendo una vela salió corriendo a abrir la puerta. Graciela entró a toda carrera y casi la tira al suelo, mientras se abrazaba de la cintura de su mamita cuando de repente aquella terrible voz fantasmal se escuchaba de nuevo en la cocina.
Graciela comenzó a gritar y en ese momento llegó la electricidad, el fantasma de la cocina era Gabriela quien soltó una carcajada, al ver la expresión de terror de su hermanita traviesa.
-Mami pero en el patio si hay un fantasma que venía volando hacia mí, asómate a ver mami, tengo miedo - insistía la niña.
Está bien, yo voy a ver, pero recuerda que los fantasmas no existen. La niñita se colocó detrás de la mamita y salieron al patio.
-Mira mami, allí está el fantasma- decía Graciela.
La mamita se acercó más al fantasma para agarrarlo y Graciela cerró los ojos y apretaba a su mamita por la cintura.
-¡Aquí está tu fantasma, tómalo!
La niña abrió los ojos y era un vestido colgado en una cuerda de secar ropa.
Ése día, la mamita había lavado un montón de ropa y algunas piezas no se habían secado por completo. Recogió una parte de la ropa y dejó ese vestido húmedo que se secara con el viento.
Graciela respiró profundo y para disimular el susto le dijo a la mamita que ella no tenía miedo.
La mamita le dijo:
-Eso le pasa por desobediente muchachita, siga para adentro a lavarse las manos para que coma y más tarde a dormir.
Gracielita está creciendo y ahora es más precavida, cuando comienza a atardecer se mete a la casa, se lava las manos, cena, se cepilla los dientes y ve la televisión mientras llega la hora de dormir.
Aunque ella dice que no cree en fantasmas, ni se asoma al patio de noche y cuando se va la electricidad sale corriendo a los brazos de su mamita.

FIN


Powered by EmailMeForm



No hay comentarios.:

Publicar un comentario