-->

29/8/17

: Osado Gigante Roba el arcoiris

Nombre*:samuel david arboleda bedoya
Género*:Fantástio
Título*:Osado Gigante Roba el arcoiris
Cuento:
Osado gigante roba el
Arcoíris

El gran osado rey de los gigantes un gigante barbado, musculoso, con pelo dorado y una gran riqueza con la que no estaba satisfecho ya que quería ser aún más rico.

Un día en el que estaba lloviendo pero sin un sol provisto de repente se asomó un radiante sol pero seguía lloviendo y el rey osado no lo entendía, y de repente dijo:
-amadeo porque hay sol y sigue lloviendo-
Amadeo era el gran científico del castillo y sabía mucho, y respondió:

-es porque va haber un arcoíris-dijo
-pero que es un "arcopiris?"- pregunto osado confundido
-primero no es "arcopiris" sino arcoíris, y es como un circulo partido ala mitad lleno de colores

Osado hizo silencio y se dijo a si mismo- voy a robar el arcoíris- y espero a que saliera

El podre osado se quedó dormido esperando pero de repente llego Harry el consejero real y lo despertó
-señor, señor el arcoíris ya salió-
El rey se levantó de un salto y fue a donde amadeo

-amadeo ¿Cómo se captura el arcoíris?-
-eh, señor no hay forma de capturar el arcoíris pero dicen que en su final hay una olla con oro-
-No- grito el rey enfadado -yo quiero el arcoíris, no una baratija llena de oro de eso ya tengo mucho, construye una máquina que lo atrape.

Amadeo trabajo hasta muy tarde y construyo una clase de extractor de esencias de arcoíris o algo así él lo llamaba el "extracoiris 2000"

Osado quedo impactado con la forma de la máquina que tenía el tamaño de un elefante que para ellos era de un tamaño regular o pequeño con un tubo en la parte del medio que era lo que absorbía el arcoíris o su esencia

Osado salió a buscarlo con la esperanza y su orgullo en alto de lo encontraría
Luego de varios días 3 o 4 un poco más o un poco menos osado no había encontrado rastro del arcoíris, estaba frustrado y exhausto y con hambre ya que solo había llevado comida para 2 días
Estaba a punto de rendirse cuando empezó a llover pero estaba haciendo sol entonces el rey recordó que amadeo le había dicho que cuando lloviera y hubiera sol era porque pronto iba a ver un arcoíris.

Cuando por fin salió, el rey empezó a correr hacia su punto final y cuando llego encontró algo sorprendente…

Un pequeño duende llamado hippo
Que llevaba años esperando a que alguien viniera a su casa el arcoíris

Cuando osado lo vio pensó:
-hum será esta alguna especie de protector del arcoíris- y le pregunto
-eres un hechicero o mago protector del arcoíris?-
-no, claro que no- respondió hippo
-este es mi hogar, y el de mi familia- y con eso concluyo.

El rey pensó que si atrapaba el arcoíris destruiría el hogar del simpático duende
-cuál es tu nombre?- pregunto osado con curiosidad
-me llamo hippo y soy el 7 de los duendes que cuida arcoíris-
Hippo era flaco un poco alto para ser un duende y con una muy buena intención de ayudar a los demás
-cuál es tu nombre- pregunto hippo
-soy osado rey de los gigantes-
-Guao su majestad yo vivía en su reino como zapatero de duendes, pero quebré entonces hable con mi tío y me puso a trabajar aquí


Osado pensó que si destruía el arcoíris destruiría el hogar de hippo
Entonces osado pregunto
-es verdad que a los que llegan aquí les dan una olla con oro? –
-si pero primero deben responder el siguiente acertijo:
-verde desde mi nacimiento, en mi adultez amarillito y cuando muera terminare muy negrito -
¿Que soy?
El rey pensó un buen rato hasta que por fin creía tener la respuesta
Se dijo así mismo
-creo que es el plátano ya que es verde primero y si no te lo comes termina negro-
Y respondió:
-el plátano última palabra-
Hippo se quedó boquiabierto nunca nadie había podido responder entonces dijo:
-herobuena has respondido correctamente toma esta es la olla de oro que te prometí-

El rey le dio las gracias y le contó lo que pensaba hacer con el arcoíris pero no iba a destruir el hogar de su nuevo amigo
El rey volvió al castillo puso el oro en su caja fuerte y desde ese día visito a su amigo todos los días

FIN


Powered by EmailMeForm



No hay comentarios.:

Publicar un comentario